Día a día van subiendo las temperaturas y estar en la oficina una jornada laboral entera empieza a ponerse complicado. El calor hace aparición y cada año se superan los récords de temperatura de temporadas pasadas debido al calentamiento global.

Para los que nos toca quedarnos a trabajar en la ofi en los meses de verano, se hace necesaria una ayuda que haga más llevadera la incomodidad de la subida de la temperatura.

Podemos abrir las ventanas, pero, los que vivimos en lugares en los que el calor y la humedad se emparejan, no siempre es una solución.

Los ventiladores son una ayuda siempre y cuando la calidad del aire sea la adecuada.

El aire acondicionado se nos antoja entonces como la salvación. Lo que durante el resto del año no sabías ni que existía, ahora resulta una prioridad absoluta.

Es normal, como también lo es estar al día con la calidad del aire que transportan los circuitos de climatización y que vamos a respirar.

 

Mantenimiento de la instalación de climatización

Desde luego, es una gran ventaja que hoy en día podamos regular la temperatura. Todo se hace mucho más llevadero en nuestro lugar de trabajo.

Cuando el sistema de refrigeración está averiado o no podemos utilizarlo por cualquier otra razón, trabajar se hace mucho más costoso. Nos afecta a la concentración y al humor.

La temperatura puede ser la diferencia entre un buen ambiente y un mal ambiente de trabajo. También lo es la calidad del aire. Nuestra paciencia es puesta a prueba cuando hay olores poco tolerables. Por otro lado, nuestra salud puede verse afectada si existen contaminantes en el aire.

 

¿Cuáles son los objetivos de una instalación de climatización adecuada?

El punto de una instalación de climatización adecuada, aparte de mantener una temperatura agradable, es asegurar que la calidad del aire sea aceptable en interiores.

Por eso los elementos contaminantes deben ser eliminados sin permitir que estos pasen al local ocupado por las personas.

Por otro lado, la instalación debe ser capaz de aportar el caudal de aire exterior suficiente.

A su vez, debe garantizar la expulsión del aire viciado.

 

¿Cómo se realiza el mantenimiento y limpieza de estas instalaciones?

Son diversas las técnicas para eliminar los contaminantes y la suciedad de los conductos de climatización. En Dukto somos especialistas en implementar la última tecnología en cepillado mecánico. Los cepillos se adaptan al tamaño de cada conducto ya sea de tipo circular como rectangular.

Una vez las partículas se han desprendido, se procede al aspirado de alta eficiencia con maquinaria especializada.

Así queda garantizada la higienización de los conductos.

 

¿Cuándo es mejor realizar el proceso de higienización?

En realidad, no existe un momento más adecuado que otro para proceder a la limpieza de las instalaciones de climatización. Los criterios a seguir en este sentido son los que la propia empresa requiera. En ocasiones tan sólo hace falta hacer caso a nuestro sentido común: si empieza la temporada de calor y vamos a poner en marcha el sistema de refrigeración, lo normal es que, junto a la puesta a punto de la maquinaria, se proceda a la higienización de esta.

Recuerda que siempre podrás contar con Dukto para la limpieza de conductos de climatización y – consejo de amigo- no olvides llamarnos antes de que nos metamos de lleno en el verano.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.